El futuro del gobierno de Puebla estará nuevamente en manos de sus ciudadanos.



Como usted bien sabe, la elección para gobernador en Puebla se ha judicializado y serán los tribunales electorales quienes definan qué sucederá en este caso, es decir, si Martha Erika Alonso, quien cuenta con su constancia de mayoría, se convierte en la primera gobernadora del estado, o se anula el pasado proceso electoral y se repite la elección, por la impugnación que ha presentado Morena en los tribunales por presunto rebase de topes de campaña, hechos violentos suscitados durante la jornada electoral y la aparición de un vehículo que se accidento por los rumbos de la colonia Xilotzingo que contenía material electoral.

Ante esta situación y ante las múltiples informaciones que se han difundido al respeto en redes sociales, prensa radio y televisión, tanto a favor y en contra, quien esto escribe se ha formado un panorama de lo que pudiera suceder en los próximos meses en nuestro estado, reiterando que esta columna no trata de ser partidaria ni de una ni de otra causa, ante la aclaración correspondiente y para evitar recordatorios sobre mi progenitora (que sin embargo pueden suceder) continuamos con nuestra visión.

A partir del 15 de septiembre de este año, los diputados electos de Morena, junto con los del Partido del Trabajo (PT) y del Partido Encuentro Social (PES) tomarán posesión de sus cargos en el Congreso del Estado, junto con el resto de los otros partidos, los cuales en la LX legislatura tendrán la tarea de proponer y crear las leyes, normas y lineamientos que deberán de regir en Puebla; Morena al haber ganado la mayoría de las diputaciones y para ampliar su fortaleza legislativa, la semana pasada en voz de su futuro jefe de bancada, Gabriel Biestro Medinilla, anunciaron que harán coalición con el PT y PES, para así tener más apoyo en la toma de decisiones y votos en el Congreso.

En este sentido y ante la indefinición jurídica en cuanto al titular del ejecutivo, una de las tareas más importantes que tendrá el nuevo Congreso al inicio de sus trabajos, será la de elegir a un gobernador interino, antes del quince de diciembre de este año, quien estaría en funciones hasta que los tribunales emitan su resolutivo al respecto, que según los expertos, podría darse hasta el mes de febrero de 2019, de ser este a favor de Morena, el proceso electoral deberá repetirse, por lo que se realizaran nuevamente campañas y votaciones extraordinarias, una vez obtenido el resultado, el ganador tomará posesión del cargo diez días después, por lo que el gobierno provisional podría estar en funciones durante cinco meses o más, por lo que existe la posibilidad que la fracción morenista proponga un elemento de acuerdo a su corriente política e ideológica, quien tendrá que ser votado por los demás miembros del Congreso y que por la mayoría anteriormente señalada muy probablemente sea el interino, manejándose fuertemente el nombre de Gabriel Biestro como el posible elegido.

Por otra parte, al repetirse los comicios, nuevamente veríamos en la escena política a Luis Miguel Barbosa, como candidato al gobierno por la coalición “Juntos haremos historia” formada por Morena, PT y PES, quizás por el PRI a Enrique Doger, por el Verde Ecologista a Michel Chain, por el Partido Nueva Alianza (PANAL) a otro elemento, derivado de la renuncia a esta candidatura de Alejandro Romero, y por el Partido Acción Nacional (PAN) un nuevo(a) protagonista, esto en caso de que el Tribunal Federal Electoral baje de la contienda a Martha Erika Alonso, por lo señalado en la denuncia de Morena, a quienes seguramente se le uniría el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) ya que en la pasada campaña fueron juntos en coalición.

Según declaraciones del senador con licencia y ex candidato de “Juntos haremos historia”, Luis Miguel Barbosa, que ha realizado a este y otros medios de comunicación en diversas ruedas de prensa después del uno de julio, el seria el triunfador de las nuevas elecciones, pues ya derroto en las urnas a sus rivales políticos y a que también cuenta con la confianza y el apoyo del electorado que fue testigo de la inequidad, violencia, uso de las instituciones gubernamentales, así como la coacción del voto a favor de Martha Erika Alonso y de todas las irregularidades que se presentaron el pasado uno de julio, posición que con el transcurso de los días ha ido fortaleciendo. Sin embargo, ante esta confianza que da la razón, en nuestra opinión se debe considerar los siguientes factores:

Para cuando se dé el día de las elecciones extraordinarias, los diputados de Morena, tanto federales como locales llevaran casi ocho meses en el ejercicio legislativo, así también, a partir del quince de octubre de este año, los alcaldes morenistas también habrán comenzado sus gobiernos en los más de cincuenta municipios que ganaron en el estado y el primero de diciembre, Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, tomara posesión como ejecutivo de la nación.

A esas alturas habrá comenzado la aplicación de las políticas gubernamentales y la austeridad republicana que prometió en campaña López Obrador y que en los últimos días ha ratificado. Esto originará un cambio en todo el país y traerá todo tipo de reacciones, tanto positivas como negativas, ya que se verán movimientos importantes en la economía, educación, finanzas, seguridad y hasta en las clases sociales, lo que sin duda cimbrara a México entero.

Esta nueva forma de gobernar atraerá resistencia en muchos sectores, siendo el estado de Puebla el primero en refrendar su aprobación o desacuerdo ante las políticas obradoristas, mediante el proceso electoral extraordinario, donde podrían votar a favor o en contra, según la percepción ciudadana que exista en ese momento del nuevo gobierno.

Así también, Luis Miguel Barbosa, esta vez haría campaña solo, ya no contaría con la presencia de López Obrador en sus mítines, pues él ha señalado que la investidura presidencial ya no se lo permite, así que existe la posibilidad que haya una disminución de asistencia a estos eventos y en la popularidad del candidato.

Habrá también un hartazgo natural en el electorado por la repetición del proceso, por el interminable lapso de tiempo entre la elección del uno de julio de 2018, la judialización del mismo y la elección extraordinaria, que se daría a mediados de 2019, lo que podría originar abstencionismo el día de las votaciones.

Así también, el PAN esta vez podría elegir un candidato que este en el ánimo de la gente y que se sienta representado por este, pudiendo caer esta figura en un cercano al actual gobernador Tony Gali. quien ha demostrado igualdad, inclusión y acercamiento a la ciudadanía durante su administración, quien sin duda tendría el respaldo en todo el estado, pudiendo ser José Antonio Gali López, una propuesta joven, fresca y valiosa en este sentido, quien daría continuidad al trabajo realizado durante el actual gobierno, ya que al ser corto el periodo , existe la percepción de que debe haber continuidad y seguimiento a las políticas de acercamiento y reconciliación que hizo durante su periodo Tony Gali.

Este sería un factor importante, para que el panismo y sus aliados tengan la posibilidad de mantener cinco años y seis meses más el gobierno del estado de Puebla, con la posibilidad de manejar la percepción de borrar por completo la figura del morenovallismo y de su continuidad en Puebla. Estos serán los elementos en contra con los que Morena tendrá que lidiar en el próximo proceso electoral de así suceder.

A su favor, Morena desde el congreso del estado ya deberá de haber creado la "comisión de la verdad", misma que para ese entonces ya habrá iniciado el proceso de la cancelación de la concesión de agua potable a Agua de Puebla, la revisión de los fideicomisos, las obras realizadas bajo el esquema de PPS (proyectos de prestación de servicios) el endeudamiento del estado, las negociaciones hechas entre empresas y particulares, así como otros asuntos de gran importancia que se dieron durante el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas, ex gobernador de Puebla y esposo de Martha Erika Alonso, que sin duda dará elementos para reflexionar el voto ciudadano para ese entonces.

Así, este su humilde servidor, visualiza lo que pudiera suceder en los próximos meses en nuestro estado, reiterando que solo es una opinión y un ejercicio perceptivo.

Sin embargo, la moneda está aún en el aire y nuevamente los ciudadanos tendremos que definir, y es que desafortunadamente no nos dejaron otra opción, por eso nos atrevemos a especular, pero sin duda, la mejor opinión es la de usted, estimado lector.

Y como siempre le digo, al tiempo.


0 vistas

Manuel Ponce de León 

Diseño Web: Whatsapp2221525744

Twitter@jmwponcedeleon

facebook.com/jmwponcedeleon

jmwponcedeleon@gmail.com

© 2023 BY SOCIAL ANIMAL

PROUDLY CREATED WITH WIX.COM