Sin puntos suspensisvos.



  • Un PRI renovado, habre candados a ciudadanos y termina con tribus locales.

  • Ahora si se vera hasta donde aguanta la estructura y quienes se van con Morena

Ahora cualquier ciudadano, simpatizante del PRI (Partido revolucionario institucional) puede buscar una candidatura para algún puesto de elección popular en 2018.

Si usted quiere ser diputado, senador, presidente municipal y hasta gobernador y es simpatizante del PRI, ya no tiene usted que presentar su credencial de afiliación al partido, mucho menos usar esas patéticas playeras que tiene usted guardadas en su closed y que en cada proceso electoral sacaba, con la renovación de estatutos ahora usted amigo priista puede ser elegible.

Sin duda esta es una patada en los huevos de la militancia partidista que lleva años esperando por una oportunidad para representar al partido y que ahora con esta ruptura de candados simplemente los deja fuera de toda posibilidad. Con esto desde el CEN nacional del partido se pretende acabar de una vez y por todas con las tribus poblanas que han hecho suyo el priismo local, prostituyéndolo y vendiendo sus conciencias al gobierno en turno y que en cada proceso electoral traicionan al partido, llámense dogeristas, blanquistas, zavalistas, lastiristas, melquiadistas, marinistas y toda es vieja camada que cada vez ven peor los poblanos. Y es que es tan mala la percepción del revolucionario institucional a nivel nacional que solo así, se justifican los perfiles ciudadanos, sobre todo aquellos que para los intereses priistas sean convenientes o afines al proyecto, como es el caso de José Antonio Meade y Aurelio Nuño. Y es que ahora, solo estos dos se encuentran en el pensamiento del líder moral y primer priistas de la república, Enrique Peña Nieto.

Para Meade el camino es más que claro y su destino político se encuentra palomeado en la candidatura a la presidencia por el revolucionario institucional, cualquier otra cosa seria buscarles chichis a las culebras, así de claro.

El caso de Nuño se comenzó a cocinar desde el mes pasado en Puebla, en redes sociales y medios de comunicación se manejó su nombre como el candidato del presidente Peña para el estado, muy lejos de las tribus locales, con lo que se acabaría con la división del partido, que en los últimos procesos electorales los ha llevado a la derrota por las traiciones, acuerdos y componendas que se da entre correligionarios que muy cínicamente le levantan la mano al candidato para dejarlo solo y desde lejos contemplar su derrota.

Esta decisión sin duda puede traer una desbandada priista que, con justa razón, renunciaría a su militancia ya que el piso esta menos que parejo, esta buscaría espacios en otros institutos políticos, señalando en particular el caso de MORENA que por instrucciones de su líder, Andrés Manuel López Obrador recibe a todo aquel que le rinda pleitesía y agregue su capital político hacia el 2018, hasta el momento el único ex priista que oficialmente ya pertenece a Morena es Alejandro Armenta Mier quien adelantado a sus tiempos ya veía venir esta renovación dentro del partido y salió antes de la renovación.

Así, con esta renovación, hasta el mismo Rafael Moreno Valle puede buscar acomodo en el PRI, y es que desde el CEN del PAN ya conocen el peligro que representa para sus intereses, no digamos partidistas pero si personales, por lo que se ha decidido ponerle un freno a su proyecto, tanto presidencial, como de estado.

Así entonces, Moreno Valle, de no obtener la candidatura por acción nacional posiblemente presente su renuncia y respete los acuerdos con el presidente de la republica pues en este momento su inclusión es mas en el PRI, que en acción nacional.

Y es que la amistad con José Antonio Meade, Aurelio Nuño y el mismísimo Peña Nieto, son claros y evidentes, estos tres funcionarios estuvieron presentes en casi todo el sexenio de Moreno Valle en diversos actos políticos, donde respaldaron las acciones gubernamentales del ex mandatario y dieron su espaldarazo a cada una de sus acciones en la ciudad de Puebla, solo basta consutlar las redes sociales ´para contabilizar las visitas de cada uno de estos a Puebla, pero esa es otra historia.

Así pues, en los próximos días, el priismo local se cimbrará y veremos algunos posicionamientos fuertes, álgidos, incluso amenazantes, pero que, sin duda, terminaran sumándose al candidato que se envié desde los pinos pues el pastel es muy grande y nadie se quiere perder un pedazo, diputaciones, senadurías, presidencias municipales, todo estará en disputa y pelearse en este momento y fracturar al partido seria lo último que elegiría los priistas.

Por otro lado, habrá que ver a los que llegaron de manera plurinominal a sus cargos y que ahora no podrán buscar colocarse en otra posición, ya que los nuevos estatutos de los partidos se los prohíben, si quieren otro puesto tendrán que ganarlo con el voto, habrá que ver que dice al respecto Leobardo Soto, Karina Alcalá y otros de cuyo nombre no quiero acordarme ahora, pero que sin duda tendrán algo que decir.

Sigan diciendo que Peña Nieto es un pendejo, la verdad, creo que los pendejos son otros.


0 vistas

Manuel Ponce de León 

Diseño Web: Whatsapp2221525744

Twitter@jmwponcedeleon

facebook.com/jmwponcedeleon

jmwponcedeleon@gmail.com

© 2023 BY SOCIAL ANIMAL

PROUDLY CREATED WITH WIX.COM