Tierra de Sal

Por Mayra Sánchez García

“Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.”

- Jorge Luis Borges Una biblioteca es mucho más que un lugar de lectura. Una biblioteca es un lugar donde el tiempo y el espacio quedan suspendidos y coinciden todas las artes; coinciden infinidad de plumas; coinciden diversidad de pensares; se tejen historias de infinidad de lugares y sobre todo se escuchan, se leen se sienten diversidad de voces narrativas. 

La decisión de construir una biblioteca es en su totalidad un acto político puesto que “las bibliotecas y la política son inseparables [...]las bibliotecas siempre han sido un proyecto político” El término biblioteca invita a la referencia de la oferta documental. Es el lugar donde se estructura dentro de un espacio físico o virtual la identidad de la colectividad, se plasma la identidad de los pueblos y naciones. En este caso se plasma la identidad de nuestro Ser mexicano.

Las interminables variables y ofertas que nos permiten encontrar en cualquier espacio dedicado a la biblioteca se vuelven infinitas. De una idea inicial nos brinda la oportunidad de tomar el texto y desde él las lecturas, relecturas, que siempre tendrán algún “nuevo” tema que se vuelva nuevamente extraordinario; las relaciones entre estos contenidos nos llevarán a los límites entre el texto y para texto; del hipotexto e hipertexto.

Por su arquitectura, su organización espacial y social la biblioteca puede ser o más bien dicho debe volverse un lugar de socialización, con una fuerte característica de interrelaciones simbólicas, que nos unirán primero por la enorme fuerza con la que una época, un tema, o por coincidencia con un actor se vuelva un ejercicio de convergencia entre varios. 

Una sociedad o actores sociales -léase políticos- que no están cerca de sus antecedentes que la conforman o que le dieron origen, o que no conoce los significados transformadores transitando por todas las épocas permanecerán en la ignominia. Ellos, son los primeros que deben conocer a los personajes hombres y mujeres que nos han dejado huella; evidentemente saber quiénes fueron y son las plumas que fueron significativas voces narrativas. Lamentablemente si no conocen sus antecedentes históricos, tenderemos a desaparecer como grupos sociales o políticos, entrando en la banalidad de una existencia vacía, express/efímera; en el peor de los casos repetir algunos errores que la historia ya nos debió haber relatado y propuesto con algunos canales de respuesta a solución de conflicto.

El acervo bibliotecario, se vuelve de indispensable importancia en el testimonio de la actividad territorial dentro de realidades sociopolíticas y económicas. De aquí nace la idea de aquellos que afirman que la información es poder. ¡Claro que es poder! Es ahí en el núcleo histórico informativo donde se encuentran las profundas raíces que dan sentido a todas las acciones de diversos actores o grupos sociales.

La sociedad se vuelve un ente cuya característica es el cambio constante, pero siempre permanecen los mismos códigos de referencia y, en este proceso el estar a la vanguardia primero en los antecedentes que nos conforman como sociedad, podemos entender el significado y la significación del entorno en el que vivimos.

Existen premisas que obligan a buscar soluciones más eficientes, oportunas y eficaces, acordes a situaciones que exigen pronta respuesta. En medio de contextos diferentes hay que identificar fórmulas que armonicen con las realidades nacionales, estatales y locales; para ello es necesario articular el uso de tres ejes rectores básicos: conocer perfectamente nuestro pasado, identificar situaciones presentes y hacer uso de la iniciativa y la inteligencia. 

Finalmente, con esta serie de anotaciones nos debe quedar claro el papel determinante que tienen las bibliotecas – ya sean físicas y/o virtuales – dentro de la sociedad y, que nos quede claro, que los partidos políticos como entes sociales, están incluidos en la guía de esta “alta lectura”. 

Al tiempo.

@mayrusmayrus7 @divandelamujer  

COMENTARIO DEL DIA.

¿Cuantos más alcaldesa?

 

Y siguen los decesos en la capital poblana a causa de la terrible violencia generada por grupos delincuenciales que operan gracias a la impunidad e inoperancia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a cargo de Lourdes Rosales Martínez. Ayer un comandante perdió la vida en cumplimiento de su deber en Minerales del sur después de una persecución y balacera.

Una familia a se ha quedado en la orfandad por este terrible fenómeno que la alcalde Claudia Rivera Vivanco se niega a reconocer. ¿Cuántos muertos más necesita para realizar el cambio en esta secretaria?  

Y es que la única que goza de protección en la capital es la edil.

Los demás seguimos a merced de la delincuencia.

PUBLICACIONES

SIGUENOS

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow

¿Desea contarnos algo?

Si tiene una noticia, denuncia o cualquier comentario, no lo dude...

DEJE SU MENSAJE 

Manuel Ponce de León 

Diseño Web: Whatsapp2221525744

Twitter@jmwponcedeleon

facebook.com/jmwponcedeleon

jmwponcedeleon@gmail.com

© 2023 BY SOCIAL ANIMAL

PROUDLY CREATED WITH WIX.COM