¿De parte de quién?

Por Manuel Ponce de León

La respuesta del presidente electo de México, Andres Manuel López Obrador no se hizo esperar en cuanto al escándalo generado en los medios de comunicación sobre la boda de su mano derecha, amigo y colaborador César Yáñez celebrada en Puebla capital. En la columna “Estrictamente Personal” del periodista Raymundo Riva Palacio, publicada la semana pasada en el diario “El Financiero”, el columnista le sugiere a López Obrador el despido de César Yáñez por haber entrado en un posible conflicto de intereses al celebrár una boda tan ostentosa, donde, según escribe, se pudo haber usado dinero público, proveniente del gobierno del estado de Puebla, señalando que varios periodistas están investigando el hecho, lo que pudo haberse interpretado por el presidente electo, como un mensaje siciliano, el cual ya ha obtenido respuesta. Por otro lado en la columna Cuitlatlán del periodista Fermín Alejandro García de la Jornada de Oriente según cuenta se confirmó la presencia de Dulce Maria Silva en el hotel MM el pasado tres de julio y de una presunta negociación con el morenovallismo para calmar los ánimos, ya que por llamada telefónica no pudo controlar a José Juan Espinosa y que también tuvo una fuerte discusión con la Senadora Nancy de la Sierra y que el único que le hizo caso fue el Senador Alejandro Armenta Mier, pues al parecer según la columna, hay un acuerdo con Dulce María y este para que Alejandro se convierta en el próximo candidato al gobierno de Puebla si se repite la elección, de ahí que Armenta tomara las cosas con más calma y se retirara del lugar llegada la noche, lo que también pudo permitir la salida de un funcionario del IEE y la candidata del Frente por Puebla Martha Erika Alonso, que presuntamente se encontraban en este lugar. La respuesta de López Obrador ha sido respaldar a su Coordinador de Política y Gobierno y acallar los rumores de algunos periodistas que afirman, sin tener las pruebas, que este le habría renunciado antes de celebrar su unión con Dulce María. “Mienten como respiran”, señalando en específico al periodista Carlos Loret de Mola quien fue uno de los que reveló esta información a través de radio fórmula y que los demás medios replicaron como si se tratara de una verdad, generando una percepción contraria al discurso obradorista y temas de campaña que se basaron en combatir la impunidad, corrupción, acabar con los privilegios y la opulencia de los grupos políticos en el poder. Se podría pensar que el que orquestó esta campaña mediática generada desde Puebla en contra de Yáñez tiene nombre y apellido, pues en los mensajes de las columnas nacionales se ve una mano conocida por todos los poblanos y que fue una constante durante el periodo que estuvo en el estado, pero en las columnas locales, sin duda se vislumbra “fuego amigo”; y es que tales aseveraciones llevan un toque de presión, estos testimonios involucran a quien sin tener vela en el entierro lo suben a la fuerza a un tren el cual no esperaba, Alejandro Armenta, fabricando el pretexto perfecto para que tenga soporte lo señalado y al contado cobre credibilidad y hasta se acusa un doble juego por parte del Senador. Si esto no está confirmado entonces ¿de parte de quién es? Pues a base de periodicazos, informaciones no confirmadas y rumores se pretende crear inestabilidad en el interior de Morena, confrontar y fraccionar utilizando la famosa frase, divide y vencerás. Pareciera ser que no importa cómo, pero el fin justifica los medios y se quiere sacrificar a quien menos se debe, se ha puesto en la picota para escrutinio social a una mujer que en el pasado reciente fue presa política del gobierno de Rafael Moreno Valle y a un Senador que fue perseguido político del mismo personaje y que en campaña se le trató de inventar un expediente en la Fiscalía General del Estado el cual no prosperó gracias a la brillante defensa que se realizó al respecto. ¿Por qué utilizar a dos personajes que nada o muy poco tienen que ver con los intereses de quién les está golpeando?

La prensa olvida rápidamente los hechos, las formas y las acciones que hoy tienen en circunstancias diferentes tanto a Dulce María como Alejandro Armenta, que insisto, los han subido a un tren a la fuerza y ahora quieren convertirlos en el escarnio de sus fracasos. Veremos hasta dónde es capaz de llegar quien sin duda ha generado este fuego amigo y que muy probablemente tenga que asumir las consecuencias de sus ambiciones, porque algo si le puedo asegurar, se tendrá respuesta muy pronto, por lo que le pido este pendiente. 

COMENTARIO DEL DIA.

Dos semanas han pasado y aun no hay responsables del accidente de la lineá 12 del metro, al parecer no hay ni habrá culpables de una tragedia que marca la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que con un ¡Al carajo! dio carpetazo al asunto.

Quedan en la memoria 26 muertos y mas de 80 heridos que jamás olvidaran esta pesadilla dejando en claro que en la 4T también hay protección a los aliados y se pasa por alto la negligencia, cueste las vidas que cuesten.

¡Pero el PRI robo más!

PUBLICACIONES