Acatzingo, Puebla, rescatado desde el Gobierno del Estado y el Senado de la República

Por Manuel Ponce de León

La sensibilidad, la real preocupación y el interés por los ciudadanos de Puebla quedó patente la semana pasada ante la reunión de más de un minuto de dos políticos. Atras quedaron el partidismo, la división, el encono; prevaleció la civilidad y el bien común, como deben ser los gobiernos de este país. Y es que el Senado fue el punto de conjunción, ante la visita del gobernador de Puebla Tony Gali, Alejandro Armenta, Senador de la República se acercó a su encuentro, se saludaron con cordialidad, respeto y educación, después de un fraternal abrazo, Armenta solicitó el apoyo del Ejecutivo para intervenir en el tema de la inseguridad que acecha en el estado, particularmente en Tecamachalco y Acatzingo donde, según palabras del Senador, la situación es muy grave. Y pese a la interrupción de la Senadora Nadia Navarro en este encuentro, como si alguien la hubiera mandado a escuchar, el gobernador Gali estuvo muy atento a las palabras de Armenta, por lo que contestó puntual y certero: "Cuenta con ello Alejandro, ya estamos trabajando en el tema y sin duda redoblaremos esfuerzos", terminando la breve reunión con un abrazo, un apretón de manos y que esa misma tarde daría resultados. Por la tarde, elementos de la policía estatal se dieron cita en Acatzingo; iniciaron un operativo en busca de grupos delincuenciales que presuntamente operan en la zona, que ya tienen más que aterrorizada a la población, pues un día antes, entre otros ilícitos que se han originado en el municipio, se había tratado de levantar a dos mujeres, lo que molestó seriamente a los pobladores que salieron en búsqueda de los presuntos delincuentes, pero ante la llegada y el apoyo de la policía del estado la gente por fin tuvo tranquilidad y pudo suspirar un poco del asedio de la delincuencia, tan es así que el sábado pasado trascendió en redes sociales la caída de un lugarteniente de Jalil Cano a quien apodan el "Mamer" además de otras tres personas, de quien se dice opera y domina el crimen en esta zona, situación que pudo haber sucedido por este operativo, pues la búsqueda de las autoridades estatales obligó a salir de sus escondites a este grupo que se puso a primera mano de otros grupos rivales y que posiblemente busquen alojamiento en otro lugar. Así pues, desde el gobierno del estado y el Senado de la República se mandó un brutal mensaje a quien piensa que con el terror, amenazas y dinero pretende desestabilizar el estado. Y es que ha trascendido que en otros municipios del triangulo rojo los nuevos ediles han comenzado a pactar, pagando un derecho de piso a estos grupos delincuenciales quienes se dice están pidiendo desde 250 a 500 mil al mes con tal de dejar de operar en sus municipios, de ahí que algunos hayan disminuido su actividad delicuencial significativamente la semana pasada. Sin duda la respuesta del gobierno de Puebla ha sido brutal en contra de la violencia y por lo que se percibe continuará en los próximos días, ya que se podría intervenir en otros municipios como Tecamachalco, donde la inseguridad es insoportable y se menciona hay toque de queda, por lo que la actividad comercial y social disminuye significativamente a partir de las 7 de la noche donde hay una obscuridad completa, la gente se refugia en sus casas para no ser víctimas de la delincuencia. Y es que Acatzingo es un excelente inicio, Tecamachalco de ser intervenido, sin duda, también sería un excelente ejemplo de que hay voluntad de dejar un estado en paz, lo cual se demostró con creces la semana pasada. Tecamachalco no está solo, tiene al Senado y al gobierno del estado para responder por él. Que tome nota quien deba hacerlo, aun esta a tiempo. https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=499048633934675&id=205562179949990

COMENTARIO DEL DIA.

Dos semanas han pasado y aun no hay responsables del accidente de la lineá 12 del metro, al parecer no hay ni habrá culpables de una tragedia que marca la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que con un ¡Al carajo! dio carpetazo al asunto.

Quedan en la memoria 26 muertos y mas de 80 heridos que jamás olvidaran esta pesadilla dejando en claro que en la 4T también hay protección a los aliados y se pasa por alto la negligencia, cueste las vidas que cuesten.

¡Pero el PRI robo más!

PUBLICACIONES