Entrega Auditoría Superior del Estado, cuentas dictaminadas de 186 Sujetos Obligados, para revisión

Omite la entrega de los dictámenes de cuentas públicas de ex titular del Ejecutivo.

La información no se encontraba en la documentación de la entrega-recepción, omisión que compete a la anterior legislatura, acusa Espinosa Torres.


En caso de existir una consecuencia de carácter legal, legisladores piden adoptar acciones administrativas o penales en contra de los responsables.

Emilio Maurer, exhorta a Villanueva Lomelí a entregar informe pormenorizado del IPADR en contra del ex edil de Tlatlauquitepec.

Puebla, Puebla.- La Auditoría Superior del Estado, encabezada por su titular, David Villanueva Lomelí, hizo entrega de un total de 186 expedientes de dictámenes de cuentas públicas de ayuntamientos y organismos autónomos del periodo concentrado del 14 de julio al 14 de septiembre del 2018, a los diputados integrantes de la Comisión Inspectora del Congreso del Estado, aunque omitió los correspondientes del exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas y al expresidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, y que fueron aprobadas por la anterior legislatura. Sobre el particular, el diputado José Juan Espinosa Torres, presidente de la Comisión Inspectora de la LX Legislatura, señaló que a solicitud de la diputada Mónica Lara, se dio cuenta en actas, de la omisión en la que incurrió la ASE en la entrega de la documentación solicitada por esta Soberanía, incluyendo el expediente de las cuentas públicas del ex titular del Poder Ejecutivo. Del mismo modo, el legislador afirmó que los integrantes de este órgano colegiado cuentan con la facultad de revisar de manera económica, los expedientes de los dictámenes de las cuentas públicas aprobadas en los tres últimos meses por parte de los diputados de la anterior legislatura, para que posteriormente en términos de sus facultades, emitan sus puntos de vista, estrictamente jurídicos con base en los procesos de fiscalización. Recordó que, a través de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, se solicitó al titular de la Auditoría Superior del Estado, los expedientes que contienen los dictámenes de las cuentas públicas del Poder Ejecutivo correspondientes a los ejercicios de fechas del 1 de enero al 31 de octubre de 2016 y del 1 de noviembre al 31 de diciembre, correspondientes al ejercicio comprendido del 1 al 31 de enero de 2017. Además, pidió hacer constar en actas, que dicha información no se encontraba en la documentación de la entrega-recepción, omisión que compete a la anterior legislatura y acusó que este acto, es parte de la conducta inmoral e ilegal que asumieron algunos diputados de la LIX Legislatura, por lo que le solicitó al auditor David Villanueva Lomelí, que en caso de que existiera una consecuencia de carácter legal, se tomaran las determinaciones necesarias para adoptar acciones administrativas o incluso penales en contra de aquellos diputados y funcionarios públicos que no entregaron en tiempo y forma esta documentación a la LX Legislatura. AUDITORIA INCURRE EN OMISIÓN EN EL PROCESO DE INHABILITACIÓN DE EX EDIL DE TLATLAUQUITEPEC En otro punto de la sesión, el diputado Emilio Maurer Espinosa, solicitó a la propia Auditoría Superior del Estado, un informe pormenorizado sobre el incumplimiento del procedimiento administrativo y judicial del decreto de inhabilitación del Porfirio Loeza Aguilar, expresidente municipal de Tlatlauquitepec, luego de la omisión en la que incurrió la propia autoridad fiscalizadora. Al dar lectura de la exposición de motivos de la propuesta de Emilio Maurer, la diputada Mónica Lara Chávez, afirmó que desde el año 2005 al 2008, la administración de Loeza Aguilar ha sido señalada por contemplar irregularidades en sus cuentas públicas, por lo que la Comisión Inspectora presentó el 11 de diciembre del 2008, un Inicio de Procedimiento Administrativo y de Determinación de Responsabilidades (IPADR) Relató que, en julio del 2010, se volvió a presentar un IPADR en la cuenta pública comprendida del 1 de enero al 14 de febrero del 2008, Para el 29 de julio del 2010, derivando de irregularidades no desvirtuadas en la administración del 2005 al 2008, llevado a cabo del 1 de enero al 31 de diciembre del 2006 por una cantidad de 26 millones 714 mil 078 pesos, consecuencia de ello se dictaminó su inhabilitación por un periodo de 11 años, por lo que el 1 de julio del 2001, la Comisión Inspectora inició un Procedimiento de Revocación de Mandato, dando paso a que el 30 de agosto de 2011, los diputados de la Comisión Inspectora, determinaron por unanimidad que Loeza Aguilar debía ser destituido del cargo de presidente municipal de Tlatlauquitepec, procedimiento que fue votado ante el Pleno del Congreso el 28 de septiembre del 2011, aprobándose con 34 votos a favor y 4 en contra. No dejó de mencionar que el Congreso del Estado notificó en tiempo y forma a la Auditoría Superior del Estado de dicha resolución y dio cumplimiento a lo establecido en su competencia, es decir, supervisó y evaluó el ejercicio de los recursos públicos correspondientes al 2005 al 2008 de la administración de Porfirio Loeza Aguilar y avisó a las partes correspondientes del resultado de las diferentes resoluciones presentadas. Por lo anterior y derivado de la transparencia de la rendición de cuentas en que se ha desarrollado el incumplimiento por parte de la Auditoría Superior del Estado, autoridad que no ha revisado la debida notificación dentro del proceso llevado a cabo en contra de Porfirio Loeza, se exhortó nuevamente al titular de la ASE para que dé cuenta de manera transparente de esta situación, toda vez que la omisión cometida por parte de la autoridad es grave y genera opacidad en los procedimientos de la Auditoría. Al hacer uso de la palabra, el diputado José Juan Espinosa, destacó la importancia de conocer a fondo cuáles fueron las razones por las cuales no se dio cumplimiento de este acto legal, el cual incluso fue publicado en el Periódico Oficial del Estado, a pesar de que han pasado muchos años, y en donde incluso, Porfirio Loaeza Aguilar, es nuevamente presidente municipal. 

COMENTARIO DEL DIA.

Dos semanas han pasado y aun no hay responsables del accidente de la lineá 12 del metro, al parecer no hay ni habrá culpables de una tragedia que marca la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que con un ¡Al carajo! dio carpetazo al asunto.

Quedan en la memoria 26 muertos y mas de 80 heridos que jamás olvidaran esta pesadilla dejando en claro que en la 4T también hay protección a los aliados y se pasa por alto la negligencia, cueste las vidas que cuesten.

¡Pero el PRI robo más!

PUBLICACIONES