El posible escenario político que le espera a Morena Puebla en la elección extraordinaria.

Si usted piensa que el próximo 2 de junio la elección extraordinaria será un día de campo para Morena y su candidato, está usted muy equivocado y se lo voy a comprobar con números y probabilidades que dan la certeza de que esto que estoy escribiendo no está muy lejos de la realidad. Es verdad y muy cierto que el año pasado Morena fue un fenómeno político a nivel nacional que originó más de 30 millones de votos al hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y que debido a este empuje también ganaron candidatos a diputados locales, federales, senadores, presidentes municipales y gobernadores en sus distintas demarcaciones, hoy el panorama político es totalmente diferente. Este comentario por más que sea repetido en Puebla en diversas ocasiones, en distintas mesas de análisis, en diferentes niveles laborales y políticos, no se quiere entender que López Obrador no va a aparecer en la boleta al momento de elegir gobernador del estado en la extraordinaria, por esa razón era muy importante elegir un candidato que tuviera el aprecio y ánimo del electorado y no venga por parte de una imposición de la dirigencia nacional, la mayoría de diputados del Congreso del estado, ni de un gobierno interino; le explicó enseguida porque. El año pasado Luis Miguel Barbosa obtuvo más de 1 millon 27 mil 333 sufragios, pero como usted sabe no los obtuvo solo, la marca de Andrés Manuel López Obrador sin duda lo arrastró y le aporto más del 50% de estos votos, por lo que en realidad Luis Miguel Barbosa tendrían promedio de aproximadamente 400 mil votos ganados por él y el apoyo de los candidatos que lo acompañaron en esta elección, dejándole por si sólo un alcance aproximado de 350 mil votos de simpatizantes que si votaron por el. El mismo fenómeno sucedió con Alejandro Armenta que gana el senado por más de 1 millón 400 mil votos y que por el mismo arrastre de López Obrador, su capital real fue de 600 mil votos y quizás 100 mil de Nancy, entre los dos originaron 700 mil votos y el resto fue para el presidente. También aquí hay que considerar el voto diferenciado que se dio en Puebla y que fue otorgado a Martha Erika Alonso pues la fallecida gobernadora de Puebla, ganó por 1 millón 152 mil 125 votos, de los cuales, más de 505 mil le aporta la candidatura de Ricardo Anaya, 400 mil el morenovallismo, donde se encontraban además de los partidos de la coalición por Puebla al frente, (MC,PRD, PSI, PCP y PAN), la adhesión de último momento del Verde Ecologista y la operación silenciosa del PRI, es aquí donde también aparece el voto diferenciado de Morena que acepta a López Obrador como presidente pero nunca a Barbosa como gobernador, recordando que dentro de la pasada campaña existió un movimiento que pedía el voto diferenciado, además de la voz de políticos, académicos, comunicadores y sociedad civil, que finalmente surtió efecto otorgándole más de 200 mil sufragios a Erika Alonso, mismos que comprobaron autoridades electorales federales en reconteo y que nunca pudo comprobar la coalición "Juntos haremos historia" ni Miguel Barbosa, pues jamás presentaron las actas ni comprobar el fraude electoral en el estado, así López Obrador gana en Puebla por 1 millón, 445 mil, 355 votos, lo que concuerda con nuestros números, señalando que estos son los votos que se deben de quitar en la extraordinaria y que de dividieron en tres candidatos pues López Obrador no aparecerá en la boleta, insisto. ¿Se pone interesante verdad?. Lo que lo que quiero explicarle con este ejercicio es que ni Luis Miguel Barbosa, ni Morena en Puebla cuentan con estructura política, los votos que obtuvieron en la elección pasada se debió a lo anteriormente explicado, por lo que Barbosa realmente obtendría en una elección extraordinaria, pese a la operación gubernamental, al acarreo realizado en la pasada precampaña, las amenazas e intimidaciones a presidentes municipales, las encuestas, columnas y notas pagadas en medios a modo, como mínimo 400 mil votos, incluyendo todo lo que le acabo de mencionar, recordando que Morena es un partido nuevo y que en este momento tiene muchos negativos en el estado de Puebla derivado de los malos resultados de algunos presidentes municipales que apoyan su candidatura, casos como el de Claudia Rivera Vivanco en Puebla capital, Marisol Cruz García en Tecamachalco, Norma Layún en San Martín Texmelucan, Felipe Patjane en Tehuacán, Mario de la Rosa en Amozoc, Karina Pérez en San Andrés, Norberto Rosales García en Acatzingo, Guadalupe Alvarado Juárez en Huejotzingo y otros más que han quedado a deber a la ciudadanía, no solo en temas de gobernanza salud educación, la inseguridad persiste en el estado sin que hasta el momento después de 5 meses de gobierno puedan encontrar solución, y todo porque desde la Secretaria de finanzas, de la General de Gobierno de Seguridad pública, así como del Congreso del Estado, se trabaja en torno a Luis Miguel Barbosa, candidato al gobierno de Puebla, situación que molesta a la ciudadanía y que se percibe en redes sociales, pese la operación que se ha dado en los últimos días en el estado y que intenta engañar sin éxito al electorado poblano, además de que también los contrincantes utilizarán la teoría del magnicidio, que el mismo Barbosa alentó, lo que le restará de manera brutal popularidad. Es aquí donde aparecen los nuevos protagonistas que han causado calambres estomacales, insomnio y úlceras a quienes impusieron a este candidato al gobierno poblano. Y es que al anunciar a Alberto Jiménez Merino cómo candidato del Partido Revolucionario Institucional al gobierno del Estado de Puebla, se dio la instrucción a la prensa escrita de denostar la figura del ingeniero, siendo el único priista que hasta el momento no se ha visto envuelto en ningún escándalo de ningún tipo y que por esta trayectoria tan legítima se le haga puesto hasta apodos y señalarlo como marinista, que toda su estructura ha operado para otros partidos menos para el PRI, siendo ser una persona del campo que conoce a esta población de cerca así como sus necesidades y qué con su simple nombre puede hacer ganar a este partido... Tal y como usted lo lee; es que no necesita mucho el ingeniero, basta con la estructura política que por más de 80 años ha construido este partido para que con eso y el descontento de la gente por lo sucedido en la última pre campaña pueda ganar de manera si no contundente si por mínima ventaja a Luis Miguel Barbosa, le explico por qué. En la elección de 2018 el PRI propuso como candidato al gobierno de Puebla a Enrique Doger Guerrero, este obtuvo con todo lo que usted conoce del partido revolucionario institucional, los fraudes, las estafas maestras, las casas blancas, lo de los Duartes, la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, lo de Tlatlaya, el mal gobierno, corrupción de Enrique Peña Nieto y de todos los gobernadores de este instituto político, investigados en estos momentos por posibles desvíos de recursos, casi 500 mil votos, provenientes de esta estructura que hoy más que nunca está viva y esperando un mal candidato de Morena, y que sin duda, ansía recuperar Puebla, por lo que ya se frotan las manos, es así, como con un candidato honrado, emanado de la gente, allegado a los principios tricolores, Alberto Jiménez Merino podría levantarse con el triunfo, pues el PRI no necesita que vote la mayoría del padrón electoral, ellos ya tienen su estructura y no dudé que la pondrán a operar en el interior del estado pues tienen más de 70 alcaldías a su favor que sin duda, trabajarían por este objetivo, y pensando en los 500 mil votos que lograron en la elección pasada sin apoyo, con traiciones y todo lo que usted conoció, pueden llegar a superar sus votos e inclusive incrementarlos por el descontento de otras fuerzas políticas. En el lado de Acción Nacional las cosas tienden cambiar para bien,. los panistas tradicionales no quieren dejar el poder en manos de la izquierda, tan es así que han aceptado a un perfil ciudadano, saben que el morenovallismo causó mucho daño y qué ahora pueden recuperar los principios que enarbola ese instituto político desde su creación, pues recordemos que la corriente morenovallista modificó mucho de la vida interna de este partido e inclusive cambió su doctrina, y esta decisión ha sido respaldada por los otros partidos que estaban en coalición en la elección pasada, como es el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, quienes han visto con aceptación el perfil del doctor Enrique Cárdenas para el gobierno de Puebla, pues es el único que en estos momentos puede dar la pelea política por su perfil ciudadano, alejado de la corrupción, de los negocios morenovallistas y de otro tipo de prácticas por ser un catedrático reconocido, lo queda una esperanza a esos tres partidos, convirtiendolo en una digna representación en la próxima elección extraordinaria y que sin duda dará la pelea pues su incorruptible personalidad garantiza llevar por buen rumbo la campaña de esta coalición, que sin duda en los próximos días sumara también a Compromiso por Puebla y Pacto Social de integración, además de que no se puede despreciar la estructura de el partido Acción Nacional pues está siempre se ha mantenido en un promedio muy alto de sufragios cuando compite por algún cargo de elección popular, es decir el capital político del panismo está intacto y en espera de poder aportar votos en esta elección estaríamos hablando aproximadamente de 450 mil, si no es que más. Así que mire usted, según nuestra percepción, respaldada en las últimas votaciones y resultados, si él padrón electoral es de 4.5 millones de electores, y de estos el año pasado voto 1.44 millones, el 32 % por la presencia de López Obrador... ¿Cuántos gente cree que vote esta vez? Pero si se volviera a repetir esto, lo cual resulta imposible podrían quedar así. Miguel Barbosa por Morena 430 mil votos Alberto Jiménez Merino PRI 550 mil votos Enrique Cárdenas PAN, PRD, MC 450 mil votos. Gana PRI. Alejandro Armenta, Morena 600 mil votos. Alberto Jiménez Merino PRI 400 mil votos Enrique Cárdenas PAN, PRD, MC 450 mil votos. Gana Morena. Así de sencillo, sin buscarle chichis a las culebras, usted tiene la mejor opinión de lo que puede venir para Puebla.

Manuel Ponce de León.

COMENTARIO DEL DIA.

Dos semanas han pasado y aun no hay responsables del accidente de la lineá 12 del metro, al parecer no hay ni habrá culpables de una tragedia que marca la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que con un ¡Al carajo! dio carpetazo al asunto.

Quedan en la memoria 26 muertos y mas de 80 heridos que jamás olvidaran esta pesadilla dejando en claro que en la 4T también hay protección a los aliados y se pasa por alto la negligencia, cueste las vidas que cuesten.

¡Pero el PRI robo más!

PUBLICACIONES