Al reabrir caso Marin-Cacho se involucran a más actores... Incluido el gobernador interino de Puebla

Alguien hizo mal sus cálculos ahora que se reabrió una orden de aprehensión en contra de Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla. Y es que efectivamente, si el ex gobernador es aprendido por la justicia como lo ordenó un juez, sin duda va a tener que rendir su declaración donde surgiran nombres de políticos que mucho tuvieron que ver en ese tema y que ahora están nuevamente en el escrutinio por este hecho, incluido el actual gobernador, Guillermo Pacheco Pulido, mismo que eligieron los diputados de Morena, del PRI, PAN, PRD, MC CPP y PANAL, el pasado 21 de enero del presente, excepto por Oswaldo Jiménez López de Acción Nacional en la LX legislatura, para que se encargará del gobierno interino de Puebla. Para recordar la actuación que en ese entonces tuvo el gobernador, le cuento que Pacheco Pulido era el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Puebla, cargo que ostento en 1999 y dejó en 2008; además le comparto un fragmento de la columna "Razones" del diario Excelsior, publicada el pasado 22 de enero del presente, por periodista Jorge Fernández Menéndez, que más o menos dice así... "También se vio directamente involucrado en el caso de la periodista Lydia Cacho, cuando fue detenida ilegalmente en Cancún, en diciembre de 2005, para ser trasladada por tierra, mil 500 kilómetros, hasta Puebla, trayecto en el cual fue sometida a todo tipo de apremios ilegales. Pacheco Pulido fue quien ordenó la detención de la comunicadora. Lydia Cacho reprobó que Pacheco Pulido fuera contemplado como uno de los candidatos a gobernador interino, ya que el expresidente del Tribunal Superior de Justicia tuvo en sus manos su expediente y ordenó que la entonces jueza Rosa Celia Pérez le dictara un auto de formal prisión por la publicación del libro Los Demonios del Edén, para complacer, dijo Cacho, al empresario Kamel Nacif y el exgobernador Mario Marín Torres. En un texto agregado a la reedición de ese libro, Lydia detalló que la juez Rosa Celia Pérez González recibió llamadas telefónicas del entonces presidente del Tribunal Superior de Justicia, Pacheco Pulido, quien fue el que le ordenó, vía telefónica, que se le dictara el auto de formal prisión y, además, se le impusiera una fianza excesiva por el delito de calumnia y difamación de honor contra Nacif y el gobernador.  Hasta aquí el fragmento, la columna completa la puede usted ver en la siguiente liga: https://m.excelsior.com.mx/opinion/jorge-fernandez-menendez/pacheco-pulido-entre-villanueva-y-lydia-cacho/1291763 Y así como está, en Google se pueden encontrar más información que toca ampliamente este tema. Por lo anterior que le comentó y de acuerdo a las instrucciones del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador de qué cero impunidad durante su mandato, los gobiernos de los estados no deben hacer oídos sordos a este llamado, además de que recordar que, nada ni nadie puede estar por encima de la ley, por lo que pensamos que alguien debe ir preparando la estrategia jurídica del gobernador Pacheco Pulido, pues al reabrirse este caso, es probable que sea llamado por el juez para conocer si participó o no en esta violación a los derechos de la periodista Lydia Cacho que después de 14 años ve la mano de la justicia en su caso, mismo que aún sigue vigente y aún no deja de escribirse. Y es que como dice un viejo y conocido refrán... Peca tanto el que mata a la vaca, como el qué le agarra la pata. Sin duda alguien no midio las consecuencias políticas actuales al reabrir este caso nuevamente, y es que si se utilizó para fines electorales y bajar bonos de algún candidato, le salió el tiro por la culata. Dijera el clásico... "Pero que necesidad". Manuel Ponce de León.

COMENTARIO DEL DIA.

Dos semanas han pasado y aun no hay responsables del accidente de la lineá 12 del metro, al parecer no hay ni habrá culpables de una tragedia que marca la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que con un ¡Al carajo! dio carpetazo al asunto.

Quedan en la memoria 26 muertos y mas de 80 heridos que jamás olvidaran esta pesadilla dejando en claro que en la 4T también hay protección a los aliados y se pasa por alto la negligencia, cueste las vidas que cuesten.

¡Pero el PRI robo más!

PUBLICACIONES