Claudia Rivera Vivanco le echa la bolita al virtual gobernador electo Miguel Barbosa Huerta sobre el

Después de 8 meses y días de estar en el cargo, la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco asumió este día que no ha podido con la gobernanza e inseguridad en Puebla capital y le pidió ayuda al virtual gobernador. En un mensaje relanzó su gobierno acompañada de su gabinete, del cual señaló se mantuvo trabajando durante la veda electoral y que por esto no dio declaración alguna su equipo con el fin de no violentar el proceso electoral. Mencionó que ahora sí, va a redoblar esfuerzos de la mano del próximo gobernador porque a todos nos toca trabajar por la ciudad y cada quien debe poner la parte que le corresponde. Señaló que nunca a renunciado a los cargos públicos que ha desempeñado dentro de la administración y que no lo hará ahora, para por último pedirle nuevamente la confianza a la ciudadanía en su trabajo, misma que refrendó, según su dicho, al otorgarle el triunfo a Morena en la elección del domingo dos de junio. El director de comunicación municipal, Rafael Quiroz, estableció una dinámica para que la presidenta informe de las actividades del ayuntamiento a los medios de comunicación y designó a cuatro voceros que a partir de hoy hablarán con la prensa, al parecer esa será la nueva tónica de comunicación de aquí en adelante con el gobierno de la capital, que una vez más evita que Rivera Vivanco responda preguntas incómodas a los medios de comunicación, pues tal parece que no quiere explicar porque el descontrol gubernamental en algunas áreas de la capital del estado. Terminando su mensaje, Rivera Vivanco se dio la vuelta y subió corriendo rumbo a su oficina, dejando a sus voceros, entre los que se encontraban Liza Aceves, Secretaría del ayuntamiento, el Secretario de Gobierno, René Sánchez Galindo, la Secretaria de Seguridad Pública, Lourdes Rosales Robles para contestar las dudas de reporteros, ésto... ¡Después de dos meses de no dar declaración alguna!, por la veda electoral. 

COMENTARIO DEL DIA.

Dos semanas han pasado y aun no hay responsables del accidente de la lineá 12 del metro, al parecer no hay ni habrá culpables de una tragedia que marca la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que con un ¡Al carajo! dio carpetazo al asunto.

Quedan en la memoria 26 muertos y mas de 80 heridos que jamás olvidaran esta pesadilla dejando en claro que en la 4T también hay protección a los aliados y se pasa por alto la negligencia, cueste las vidas que cuesten.

¡Pero el PRI robo más!

PUBLICACIONES